Estimulación y juegos para el niño de 2 años

Niño de 2 años

¿Cómo mejoro el lenguaje y la forma de expresarse de mi hijo? Aquí tienes consejos y recomendaciones para estimular esta etapa tan bonita del desarrollo de un niño y alguna recomendación más:

Amplía su vocabulario poco a poco con nuevas palabras dentro de una temática. Por ejemplo, cuando quiera jugar contigo, no le digas que traiga “sus juguetes” en general, sino que los llames por su nombre concreto: coche, pelota, muñeca, peluche…

Sobre todo, lo que más recomiendan los expertos es practicar la conversación espontánea con los niños: preguntándoles qué han hecho hoy en el cole les ayudarás tanto a practicar su memoria como su expresión lingüística.

El niño de 2 años, aparte del lenguaje, debe ser estimulado para que realice por sí mismo otras tareas cotidianas, por ejemplo, bañarse solo o lavarse las manos. Ya verás lo rápido que aprende.

Estimulación y juegos para el niño de 2 años

SEXO HABLAR CON PADRES

Estimula el lenguaje de tu hijo

Entre los 2 y los 5 años los niños desarrollan su lenguaje tan rápidamente que te sorprenden en el camino. Lo hacen a través de sus padres, observando revistas, cuentos con imágenes creativas y en medio de todas estas opciones el juego se utiliza como elemento principal.

Los cuentos son útiles para mejorar el lenguaje en los niños

Ideas para mejorar el lenguaje (1-4 años)

Nuevamente el juego se convierte en el elemento principal para enseñarle a un niño como debe comunicarse. Es una corrección indirecta que da resultados durante sus primeros años de vida. Pequeños seguros y más expresivos, ese es el ideal. Da un vistazo a las siguientes sugerencias.

Niño lavandóse las manos

Niños de 2 años: Enseñarle a lavarse las manos

A esta edad, los niños ya empiezan a ser autónomos en su aseo diario, por eso es una buena etapa para que le enseñes algunos hábitos de higiene como lavarse los manos, que lo ayudan a crecer fuerte y sano.

niño de 2 años

Baño del niño | Estimularle para bañarse solo

A partir de los dos años ya puedes dejar que tu pequeño se enjabone solo, aunque para preparar el baño del niño hay que ayudarle a seguir unas rutinas.