• Cuidado Infantil | Salud | Infecciones | Llagas o aftas en la boca

    Llagas o aftas en la boca

    Todos los niños presentan estas lesiones en algún momento de su vida. Generalmente la primera vez que ocurre, el niño presenta fiebre de 39 a 40 grados y a veces hasta un poco mas.

    llagas-en-la-bocaTodos los niños presentan estas lesiones en algún momento de su vida. Generalmente la primera vez que ocurre, el niño presenta fiebre de 39 a 40 grados y a veces hasta un poco mas, y le aparecen en toda la boca, incluso en la lengua y encías, unas pequeñas ulceras (llagas), muy dolorosas,  que producen grandes molestias para masticar y tragar los alimentos; además, son muy sensibles y duelen al tocarlas y cuando se ponen en contacto con alimentos salados, calientes (aunque sea solo un poco) o de sabor fuerte. El niño luce muy enfermo y el proceso puede durar una semana (a veces dos o más).

    El problema es causado por algunos virus y hasta ahora, no tiene un tratamiento específico, es decir, algo que cure la enfermedad. Los médicos debemos indicar tratamiento para aliviar las molestias del niño, pero tenemos que aclarar a los padres que la enfermedad se curará cuando termine su curso.

    Después de que pase este primer episodio, de vez en cuando, pero durante el resto de la vida, reaparecerán las lesiones (las aftas), pero será solo una o unas pocas y sin fiebre ni malestar general ni otros signos de enfermedad. Aún de adultos, las aftas les reaparecerán de vez en cuando.

    A continuación se mencionan algunas cosas convenientes y otras que no lo son, para el tratamiento de este problema:

    Tenga presente que el niño sufre gran malestar y que las molestias que siente en la boca, son grandes. Procure no causarle mayores molestias. No le cepille los dientes, no le limpie las llaguitas, no le aplique tocamientos con limón o enjuagues bucales, ni le meta a la boca nada que tenga sabor fuerte o picante. No le haga caso al mal aliento del niño.

    Los alimentos deben ser de consistencia blanda, como cremas o puré, fríos (jugos, helados) o a temperatura ambiente (puré de papas, verduras licuadas), dulces o con sabor suave.

    No le pase por la boca algodones, cepillos o cualquier otro objeto que ejerza roce (que raspe) las lesiones, pero si insiste en la limpieza de la boca, puede tratar de que el niño haga buches (se enjuague la boca), con sustancias alcalinas, las que tienen un efecto “refrescante”, es decir, alivian las molestias. Puede usar Bicarbonato de Sodio, Leche de Magnesia y mejor aún, Antiácidos (de los que se usan para calmar la acidez del estómago).

    • Para aliviar el malestar puede usar cada cuatro o cada seis horas, un analgésico conocido, el que le haya recomendado su médico, a la dosis que este recomendó.
    • No es necesario usar antisépticos (desinfectantes) en la boca, no ayudan a curar pero causan molestias adicionales.
    • No use Antibióticos, no se trata de una infección por bacterias. Tampoco se complica con Infección  Bacteriana, por lo que el antibiótico nunca está justificado.
    • Los novedosos productos contra los Virus (Antivirales), en cremas y jaleas, no han resultado efectivos en esta enfermedad, por lo que tampoco se justifica su uso.
    • Las jaleas anestésicas usadas juiciosamente, pueden ayudar a pasar mejor los alimentos y a calmar algo las molestias.

    Categorías: Infecciones. Etiquetas: bebés, boca, fiebre, infección, llagas, niños, y Salud.

    Comentarios

    Debes iniciar sesión para poder comentar. Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí

    También puedes iniciar sesión con tu cuenta de Facebook

    Cargando Cargando comentarios ...

      Patrocinadores

      ¿Quieres patrocinar Cuidadoinfantil?